Fotógrafo de bodas. El equipo fotográfico imprescindible.

equipo fotografico

Este articulo esta especialmente dedicado a todos los lectores de Latinoamerica, donde muchos compañeros que quieren empezar a hacer fotografía de bodas preguntan muchas veces por el equipo fotográfico  imprescindible para abordar este tipo de fotografía.

Desde nuestro punto de vista el equipo fotográfico para bodas pasa por disponer de dos cámaras. Una boda es un evento irrepetible, y no podemos estar dependiendo de una sola cámara. Un problema con la cámara, disponiendo solo de una, nos puede llevar al traste con el reportaje de boda, y nuestros clientes, no se merecen pasar esa situación. Los novios nos han elegido y no podemos fallarles. Son nuestros clientes y han pagado por nuestros servicios, por lo que como buenos profesionales, debemos preveer todas las situaciones y estar preparados para resolverlas de la mejor manera posible. Así pues dos cámaras son bajo nuestro punta de vista imprescindibles para la fotografía de bodas.

Nuestra recomendación es que sean de la misma marca, aunque no necesariamente del mismo modelo. El motivo de usar la misma marca, es facilitar la homogeneidad de los colores y definición de las fotografías finales. En Lationamerica los mejores fotógrafos de bodas seguro que disponen de un equipo fotográfico «profesional» de ultima generación, en consonancia con el precio de lo que cuesta un fotógrafo de boda de un determinado nivel.

Cuando hablamos de equipos fotográficos profesionales, normalmente asociamos este concepto a equipos de última generación. Empezar a hacer fotografía de bodas no requiere de este tipo de equipo, ademas somos de la opinión de que para un buen reportaje de bodas no es necesario un equipo caro. Por otra parte, el adjetivo “profesional” tampoco es muy adecuado. Si que es necesario pensar en un equipo con unas características mínimas, pero mas adelante veremos que esas características las cumplen multitud de cámaras de precios asequibles. Entonces………..

¿ Cual es la mejor cámara para bodas ?

La respuesta a esta pregunta puede ser muy sencilla y muy compleja a la vez. Desde nuestro punto de vista, aquella que te ayude de la mejor forma posible a realizar el reportaje de bodas según las necesidades del evento y las características del fotógrafo.

Desde nuestro punto de vista y preferencias personales una cámara perfectamente valida sería la que reúna las siguientes características:

-Medición puntual de la luz.

  • Nos permite medir con la mejor precisión en la escena encuadrada pudiendo ajstar la exposición a nuestro gusto y preferencia tanto en modeo manual como semiautomatico.

-Velocidad de ráfaga de al menos 4 fotos por segundo.

  • Nos permite captar momentos en los que hay rapidez de movimientos por parte de lo snovios o invitados.

-Uso de fichero RAW

  • Permite disponer fotografías con errores de exposición, que no serian recuperables en .jpg

-Al menos 5 megapixels de resolución.

  • Una boda no requiere de una gran cantidad de megapixeles. Las fotos impresas en un album no iran mas allá de un tamaño de imagen en A3, con lo que esta resolución sería perfectamente valida.

-Velocidad de apertura 1/8000

  • Una veloidadd de apertura tan elevada como esta, nos permite usar lentes luminosas a su maxima abertura. Por ejemplo un 88 mm F1.8 o un 50mm F1.2

-Objetivos intercambiables.

  • Para cada momento del desarrollo de la boda es mas adecuadio un tipo de objetivo que otro. En la ceremonia, por ejemplo, nos gusta usar un 70-200 para no estar demasiado cerca de la acción.

-Sensibilidad ISO “usable” de 1.600

  • En las situaciones de baja luminosidad disponer de una sensibilidad ISO adecuada nos permite tomar fotografías con luz de ambiente sin usar el flash.

Nuestra preferencia hoy por hoy son las cámaras reflex, pero las mirrorless o sin espejo son también una opción interesante, aunque mas cara en la mayoría de las ocasiones.

Fijémonos que hay muchas cámaras en el mercado que reúnen las condiciones que hemos enumerado mas arriba. Una muy buena opción es equiparse en el mercado de segunda mano. Un equipo fotográfico de segunda mano de esas características puede ser adquirido a precios medios y bajos, por lo que no tenemos por que gastar mas de lo necesario. Este es un principio empresarial básico. El control de costes en la fotografía de bodas es algo que hay que aprender, ya que de ello dependerá la supervivencia a medio/largo plazo.

Si los requisitos de la boda, debido a su tipologia hacen necesario disponer de un equipo con mas prestaciones y nuestro presupuesto no alcanza para ello, podemos recurrir al alquiler de equipo fotográfico en lugar de su compra. Si en tu país existe esta posibilidad, no dejes de explorarla. Puede ser una buena forma de empezar a abordar la fotografía de bodas sin un desembolso económico importante, aunque nuestra recomendación es hacerlo solo para la cámara de backup, o para disponer de una determinada lente u objetivo. Pensemos que tenemos que ser capaces de dominar todos los aspectos del funcionamiento de nuestra cámara, y hacerlo con una que no hemos utilizado previamente, puedes ser comprometido y fuente de problemas y estrés.

La opción que os recomendamos es acudir al mercado de ocasión y adquirir una cámara reflex de hace algunas generaciones. Por ejemplo una Canon 50D se pueden conseguir en Europa a precios de entre 150 € y 250 € y con ella podemos abordar una boda con total garantía de éxito. Solo habrá que tener especial cuidado en las situaciones de baja luminosidad, pues esta cámara vio la luz en el año 2008 y aunque en sus especificaciones se habla de hasta un ISO 3200 (sin forzado) el ISO utilizable se queda sobre los 1600 ISO.

Así pues, para los amigos fotógrafos del otros lado del charco que quieran empezar en la fotografía de bodas con todas las garantías que un fotógrafo de bodas debe dar a sus clientes pero sin hacer una inversión elevada, os recomendamos explorar la adquisición de equipo fotográfico usado. Un “equipo fotográfico profesional” no nos va a convertir en mejores fotógrafos de boda. Aparte de que no compartimos el concepto de equipo fotográfico profesional. El fotógrafo Enric Gibeaud nos lo explica mas detalladamente en este vídeo.

Curiosamente las marcas siempre le otorgan la coletilla de «profesional» a sus equipos mas caros y de mayores prestaciones, pero el concepto de “camara profesional”, para nosotros no existe, es un concepto comercial que las marcas aplican siguiendo sus intereses y criterios comerciales. De hecho es mas que conocido que marcas como Canon, suele jugar con las prestaciones de sus cámaras para llamarlas profesionales o semi profesionales, o de gama de entrada. En los últimos años las cámaras que antes la marca denominaba semi profesionales, les cambiaron la denominación para ser llamadas cámaras de “usuarios entusiastas”, mas imaginación no se puede tener. En fin, de lo que se trata es de aprender a reconocer que cámara nos va a valer para un determinado tipo de trabajo fotográfico, y en base a eso y a nuestras preferencias personales, elegir el equipo que mejor se adapte al tipo de trabajo a realizar.

A titulo personal, el que escribe estas lineas prefiere un cámara rápida y en formato ASPS-C, porque le permite disparar casi cualquier tipo de situación fotográfica que se presente con buenas probabilidades de éxito. Por ejemplo. Una canon 6D se contempla por parte de Canon como una cámara semi profesional, sin embargo su velocidad de obturación máxima es de 1/4000 ¿porque? sencillo. Porque un peldaño por arriba esta la 5D, que la marca ya considera profesional, y que cuesta bastante mas. Las diferencias entre ambas son pocas como para justificar el incremento de precio, por eso se recortan alunas prestaciones del los modelos inferiores, para abaratar algo los costes o crear una división entre productos. Es una estrategia comercial muy utilizada por Canon y que va cambiando conforme lanzan novedades.

Mas adelante profundizaremos en otro articulo comparando un par de cámaras del mismo segmento y veremos que merece mas la pena a efectos prácticos. Pero eso, si, pensemos que la cámara profesional, como tal, que nos pretenden vender los fabricantes, sencillamente es eso, un efecto placebo o una técnica de marketing para dirigirnos a los productos que a las compañías mas les interesa vender.

Objetivos o lentes para la fotografía de bodas.

Hasta ahora hemos venido hablando de las cámaras como componente principal de nuestro equipo fotográfico, pero sin duda lo mas importante, mucho mas que la cámara, son los objetivos a utilizar.

Para una boda, podemos usar multitud de objetivos, pero teniendo en cuenta los criterios de economía que rigen este artículo abogamos por usar únicamente dos objetivos.

Por una lado un 17-50 f 2.8 en todo su rango focal. Este objetivo nos va a permitir retratos cercanos e incluir fondos interesantes cuando los haya en su distancia focal mas corta. Eso si, centrando los sujetos en el punto central de nuestra composición para evitar las deformaciones que producen los objetivos en sus focales cortas en las esquinas de la imagen.

Este lo tenemos en España para Canon por 337 € a la fecha de escribir este articulo.

También un Tamron por 413 €

Estos dos objetivos son bastante asequibles. 

El Canon 17-55 f 2.8 nos va dar algo mas de calidad, sobre todo a la apertura de f2.8. ¿ Pero realmente nos vale la pena gastar 870 € por un poquito mas de calidad a f2.8 ? Es mas del doble para tener un tercio mas de calidad. No creemos que compense. Al menos al inicio de vuestra actividad como fotógrafos de bodas. Quizá después de un par de temporadas, pueda valer la pena si los ingresos obtenidos son lo suficientemente holgados para reinvertir en nuevos objetivos.

No obstante el mercado de ocasión esta de nuevo a nuestra disposición, y una lente es algo que nos puede durar toda la vida, con lo que si abordamos la compra del Canon, por ejemplo, en el mercado de segunda mano, vamos a tener una buena pieza por una cantidad bastante inferior al precio de nuevo y sin ninguna perdida en prestaciones.

Por otro lado un 70-200 f/4 o f2.8, ambos estabilizados. Con este objetivo vamos a poder llevar a cabo tomas a distancia, principalmente durante el momento de la ceremonia sin estar pululando demasiado cerca alrededor de los novios y molestando a los invitados. La apertura f2.8 nos permitirá trabajar en condiciones de baja luminosidad.

La misma versión este objetivo, pero con abertura F/2.8 nos permite usarlo en condiciones de baja iluminación. Es bastante mas caro, pero si puedes encontrar la versión ISII, ahora que ha salido la ISIII, puede que lo encuentres a un precio asequible de segunda mano. En amazon lo tienes en España a 1.500 €

Material auxiliar. Flashes / linternas / trípodes.

Como ya podemos imaginar, es mas que adecuado disponer de unas cuantas baterías y tarjetas de memoria, pero ademas de esto hay otros accesorios que tampoco deben faltar en nuestro equipo de trabajo. Vamos a verlo.

Un flash.

Elemento imprescindible para obtener luz cuando no lo hay o su nivel es muy bajo. No hace falta que sea muy costoso. Ademas hoy día marcas chinas como Yongnuo tienen modelos de flash muy económicos que nos permiten trabajar con total garantía. Como siempre, si podemos llevar dos, por si uno falla durante la ceremonia de la boda, mejor que mejor. Este de aquí abajo es la versión mas actual del YN-568EX II que usa e¡l que escribe estas lineas. Nos da una potencia suficiente, con buena capacidad de regeneración para tener disponible el siguiente disparo, aunque esto depende de la técnica empleada en su utilización. Hablaremos mas profundamente sobre este esta técnica en otro articulo, pero básicamente se trata de no usarlo a su máxima potencia, sino hacerlo a menos de la mitad de su potencia y aumentar la sensibilidad ISO de nuestra cámara.

-Una pequeña linterna.

Si no tenemos una cámara de ultima generación que nos permite enfocar a -3EV, cosa que como decimos solo son capaces las cámaras mas recientes en el mercado, como la Canon 80D o las Sony, entre otras, tendremos problemas de enfoque en condiciones de muy poca luz ambiente. Una pequeña linterna iluminando a los novios nos va a dar la capacidad de enfocar correctamente. Podemos optar por una frontal como esta, que ademas nos da la posibilidad de manipular nuestra cámara, cambiar objetivos, etc, en lugares sin luz o o con luz muy baja.

Otra opción es una linterna típica y mas clásica y pequeña como esta Mag-Lite

-Tripode.

Aunque no lo consideramos un accesorio completamente imprescindible para la fotografía de bodas, puede ser útil en el caso de una fotografía de grupo donde tengamos que organizar al personal delante de la cámara. Usando el trípode, podemos hacer el encuadre, y mientras dejamos la cámara con el encuadre aproximado, nos dirigimos hacia la gente para colocarlos en la mejor posición o pose. Volviendo a la cámara montada sobre el trípode, podemos comprobar si todo esta correcto y disparar, o por el contrario repetir la operación con alguien que se haya movido de su sitio o no este correctamente ubicado.

No es necesario gastar una fortuna en este tipo de material. Aquí os dejamos un modelo que va a servir perfectamente para el propósito del uso que le vamos a dar.

Y de momento esto es todo amigos. Nos vemos en próximos artículos.

Los objetivos o lentes en fotografía.

Entrada relacionada con la compra de una cámara de fotografía digital. En breve tendrás a disposición un .pdf con la guía completa de compra de una cámara digital. Suscribite para tener la notificación en cuanto este disponible.


Mientras tanto, ves escuchando este audio sobre la conveniencia de tener una buena lente u objetivo.

 

No se encontraron entradas.