El fotógrafo de bodas.

El fotógrafo de bodas es un profesional que presta sus servicios en un día muy señalado para las parejas, que por fin ven cumplido su sueño para viajar juntos por el camino  de la vida.

Si estas buscando un fotógrafo de bodas en Valencia, dale un vistazo a nuestra pagina de bodas donde puedes contratar tu reportaje y donde podemos hablar para intentar ayudarte.

Un poco de historia del fotógrafo de bodas y la evolución de la fotografia.

El trabajo del fotógrafo de bodas en un oficio muy viejo. Desde los primeros daguerrotipos hasta la fotografía digital de hoy en día, hay todo un mundo de tecnología que ha avanzado a paso agigantados haciendo tambalearse los cimientos del negocio de la fotografía y transformando la sociedad, y los usos y costumbres relacionados con la fotografía en si misma.

El sector de la fotografía profesional fue uno de los que más tardó en adoptar las tecnologías digitales, y en adaptarse a los nuevos tiempos. La fotografía digital llegó primero al mercado de consumo, donde los aficionados valoraron muy positivamente la facilidad de obtener imágenes sin tener que acudir al laboratorio de revelado.

Aún recuerdo una de las primeras cámaras digitales que me prestó un amigo. Tenía una resolución de 640*480 píxeles, y podía almacenar no más de 40/50 fotos y costaba una millonada. Pero era algo tan “mágico”, como cuando se inventó la primera cámara analógica.

La fotografía de bodas, desde su concepción de servicio tradicional, se mantuvo hasta hace pocos años en su cliché de toda la vida, y aguanto con su forma de trabajo tradicional todo lo que pudo, hasta que casas y estudios de fotografía de toda la vida  que prestaban servicios fotográficos en bodas, bautizos y comuniones, como siempre lo habían hecho, no supieron adaptarse a los cambios del mercado y comenzaron a desaparecer. Su negocio se basaba principalmente en la ejecución del reportaje fotográfico, y eso no ha cambiado a día de hoy, pero basaban una buena parte de las ganancias en la venta impresa de las fotografías. Por ejemplo, en el año 2001, aún se usaba esta forma de comercializar un reportaje de bodas. En primer lugar el estilo era completamente de posado. El fotógrafo dirigía a los novios durante todo el desarrollo de la boda y les hacía posar en determinadas  localizaciones que ya tenía previstas de antemano.

A la finalización de la boda, los fotógrafos revelaban los negativos y preparaban un gran álbum con las fotos impresas en tamaño reducido de 10×15 cm. Posteriormente, se quedaba con la pareja de novios y se les mostraban los cientos de fotografías realizadas, de las que escogian un número previamente pactado con el fotógrafo, y que estaba directamente relacionado con el precio del reportaje. Estas fotografías escogidas eran las que se usaban para confeccionar el álbum final que se entregaba a los novios según las condiciones pactadas.

Los negativos de las fotografías de la boda quedaban en poder del fotógrafo para su venta en forma de segundas copias a familiares o amigos.

En Valencia, una de las casas con más solera era Nacher Fotografía, que inició su negocio en 1922, siendo continuado por las generaciones posteriores hasta el año 2014, momento en el cual se vio abocada al cierre definitivo. Si queremos conocer la historia completa, la tenemos disponible pinchando a continuación.

http://epoca1.valenciaplaza.com/ver/142546/nacher-fotografia-cierra-sus-puertas-despues-de-casi-100-a%C3%B1os-de-historia.html

Con la llegada de la fotografía digital la reacción natural de los usuarios era no imprimir sus fotografías, y por supuesto dejar de utilizar consumibles, nos referimos al uso de carretes. También da la sensación, que con una cámara digital, ya cualquiera puede hacer fotografía, y que cualquier amiguete nos va a suplir el buen hacer de un fotógrafo de bodas, por ejemplo, por el hecho de disponer de una cámara digital.

El fotógrafo de bodas y el reportaje fotográfico de bodas como medio de vida.

La fotografía es una actividad con un alto nivel de idealización. A quien no le gusta pensar que con su cámara puede realizar impactantes fotografías de paisajes, modelos, etc. A casi todo el mundo, por supuesto. Está idealización de la fotografía  nos puede llevar a pensar que con un equipo de muchos miles de euros, o cuanto más caro mejor, vamos a conseguir unas fotos espectaculares. Nada más lejos de la realidad. Es frecuente ver en algunas bodas que algunos invitados llevan equipos fotográficos muchos más caros y capaces que el propio fotógrafo profesional que está llevando a cabo las fotos del evento. Sin embargo, a poco que se observe al invitado manejando su cámara podremos observar por su forma de interactuar con ella, que su nivel de conocimiento y uso del equipo está muy lejos de ser el óptimo.

El fotógrafo de bodas, suele ser un profesional con años de experiencia en diversas modalidades fotográficas, pero que por cuestiones de mercado y demanda, usa la fotografía de bodas como modalidad principal para obtener ingresos. Esta modalidad de trabajo es una de las pocas que permite a un fotógrafo de bodas vivir de su trabajo con cierta comodidad.

La fotografía de bodas tiene cierta temporalidad, teniendo la temporada más alta.entre los meses de marzo y octubre. El resto de año, también hay bodas, pero en un menor número, con lo que la probabilidad del fotógrafo de bodas de obtener alguna boda disminuye proporcionalmente. El fotógrafo de bodas debe planificar muy bien su tiempo disponible, pues el tiempo es un factor limitante para el desarrollo de su trabajo. Entre marzo y octubre hay 32 fines de semana susceptibles de realizar un servicio de fotografía para una boda. Naturalmente, en la zona de influencia de un determinado fotógrafo de bodas no está el solo. Compartirá el espacio geográfico con otros fotógrafos que harán lo mismo, con lo cual es probable que no consiga obtener 32 trabajos a no ser que la demanda supere por mucho la oferta de profesionales de la fotografía de bodas. Por esto, tendrá que planificar muy bien su política comercial para poder vivir de su trabajo.

Un reportaje fotográfico de boda no requiere de una gran inversión en equipo fotográfico. De hecho es contraproducente llevar una gran cantidad de equipo, sobre todo en aquellos casos en los que el fotógrafo de bodas se desplaza a destinos alejados de su área de trabajo habitual. Un par de cámaras, un par de objetivos y un flash puede ser más que suficiente para abordar con total garantía un reportaje de boda. Por supuesto, aderezado con baterías adicionales y tarjetas de memoria.

Lo más importante para asegurar el éxito es pactar con los novios la forma en que se desarrollará el evento desde el punto de vista del reportaje fotográfico. Desde la óptica del fotógrafo, el reportaje de boda puede ser planeado de una determinada manera, pero podría ser que este punto de vista de como hacer las cosas no sea compartido por los novios. Por eso, puede ser más que interesante compartir con los novios nuestra metodología de trabajo para poderla adaptar a la visión de los novios y sus gustos. Al menos, esa es la filosofía de trabajo con la que nos identificamos. Los novios, tienen todo el derecho a escoger que tipo de reportaje quieren para su boda y un buen profesional debería adaptarse para satisfacer esas necesidades.

La fotografía de boda, como tipo de servicio que se viene prestando desde hace muchísimos años, no ha variado sustancialmente desde sus orígenes. Siendo realistas, tampoco es un tipo de actividad que deja demasiado espacio para la imaginación. Se trata de documentar un evento de pareja de la mejor forma posible y no hay demasiadas variaciones en la forma de llevarlo a cabo.

Los diferentes estilos del fotógrafo de bodas y su aplicación en el reportaje de boda.

El estilo tradicional, donde los novios posan directamente para la cámara del fotógrafo dejándose aconsejar en la pose ha sido utilizado durante muchísimos años, aunque ha ido evolucionando hacia un estilo fotoperiodístico en el que las distintas tomas que se suceden durante la boda son obtenidas sin que los novios posen de forma explícita. Yendo hacia algo más vanguardista,  algunas parejas a las que les gusta posar y ser fotografiadas podrían tener intereses en disfrutar de algunas fotografías más fashion, que pueden obtenerse en determinadas localizaciones y determinados ambientes.

Otro estilo, más demandado hoy en día, es el fotorreportaje, o lo que algunos fotógrafos denominan reportaje de bodas “sin posado”. Este estilo se basa en la no intrusión del fotógrafo con la pareja o los invitados, de forma que no dirige a la gente ni organiza poses previas. El fotógrafo que utiliza este estilo, se parece más a un fotorreportero, que al rol del fotógrafo de bodas tradicional.  De hecho, el estilo de la fotografía de bodas basada en el fotorreportaje (sin posado que indican muchos fotógrafos en su web) lo pusieron de moda los fotoperiodistas, que veían el la fotografía de bodas un complemento para mejorar su sueldo llevando a cabo reportajes de boda los fines de semana. Su estilo al fotografiar el evento, no era más que una extensión de su trabajo diario, con lo que para ellos era un trabajo sencillo del que obtener una renta adicional.

En este estilo, también cabe hacer algunas fotografías clásicas con posado en un momento determinado de la boda, pero será la excepción al desarrollo normal de la boda. Este estilo es mucho más complicado de llevar a cabo que el tradicional y requiere una atención y concentración importante del fotógrafo durante toda la boda.

Por último tenemos el estilo de retrato periodístico, que no es muy habitual, al menos en España. Es un estilo que combina el fotorreportaje con el estilo tradicional, y me atrevería a decir que con un toque de “glamour” elaborado, en el que se busca una determinada imagen con cierta fuerza. Algo como una imagen de portada de revista de moda.

Para nosotros, un estilo que combine adecuadamente cada uno de los estilos anteriores puede resultar en reportaje de bodas excepcional.

Hay parejas que una vez pasada la boda quieren una fotos más o menos idílicas en localizaciones de exterior. Básicamente es como una sesión de fotos de pareja, pero en esta buscan lucir sus trajes de boda, ya que con toda probabilidad más pronto que tarde serán guardados en un armario para no volver a ser utilizados jamás. Estas sesiones se denominan post-boda y las suelen hacer parejas a las que al menos a uno de ellos le gusta posar para las fotografías.

Sesiones pre boda y post boda. Una opción para disfrutar de una sesión de fotos mas personal.

Estas sesiones post-boda, suelen ser relajadas, y tranquilas y permiten a los novios disfrutar de obtener un recuerdo más que interesante para el resto de sus vidas, que junto con el reportaje de la ceremonia harán un conjunto singular.

La sesión pre-boda también es un concepto más reciente en el que los novios llevan a cabo una sesión de fotos de pareja que puede tratar de documentar, si los novios lo desean, su día a día y sus vidas antes de la ceremonia de boda, mostrando su personalidad y su estilo de vida.

El reportaje de boda más completo es aquel que se compone de la sesión de fotos de la pre-boda, la propia boda, y la post-boda. Estos reportajes completos suelen siempre ser encargados por novios a los que les gusta ser fotografiados.

En muchísimos casos, hay muchas parejas de novios que no siendo especialmente fans de ser fotografiados sí que tienen claro de que no pueden prescindir del reportaje de bodas del día del evento. Este tipo de novios aceptan muy bien el estilo fotoperiodístico que no les obliga a posar durante el desarrollo de la ceremonia, siendo el fotógrafo el que está muy pendiente del desarrollo de la boda y capta todos los momentos que se van sucediendo de forma que finalmente cuente una historia a través de la narrativa visual que conformara el álbum de la boda.

El fotógrafo de bodas que realiza un reportaje con estilo fotoperiodistico debe conocer con todo detalle cómo va a desenvolverse la ceremonia de boda, desde el principio hasta el final. Para ello es interesante disponer de un tiempo, durante los preparativos y negociaciones con los novios, que le permitan obtener la información de todo lo planificado por los estos. Si los novios han usado la figura de un “wedding planner”, es más que necesario que el fotógrafo se entreviste con él para conocer de primera mano cómo se desarrollará el evento. El fotógrafo de bodas que utilice el estilo del fotorreportaje, necesita planificarse muy bien para obtener una serie de fotografías que son imprescindibles para la perfecta narración visual del desarrollo de la boda, es por ello que necesita conocer todos los detalles de cómo se va a desarrollar el evento.

Otro tipo de boda que no es muy habitual en España son las bodas de destino. Son bodas que duran varios días porque concentran a familiares y amigos que llegan desde distintos lugares al sitio donde se va a celebrar la boda. Esto es muy habitual en USA, donde los miembros de la familia y amigos muchas veces están dispersos por los distintos estados del país congregandose en el lugar elegido por los novios para la boda. En muchas ocasiones el lugar elegido suele ser fuera del propio país, con lo que el fotógrafo que trabaja este tipo de bodas debe estar fuera de su localidad habitual de trabajo varios días.

En cuanto al estilo en la captura de las imágenes, el fotógrafo de bodas puede tener un estilo predefinido, o ajustarse a lo que les guste a los novios.  Por ejemplo, se puede tener una inclinación a tomar las fotografías con un cierto estilo “vintage”, pero este estilo puede reducir el rango tonal de la fotografía y producir imágenes con cierto tinte anaranjado y blancos pálidos. Si a los novios les gusta, perfecto, pero si no les gusta puede ser un problema, por ello pensamos que acordar el estilo y el aspecto final que tendrán las fotografías que van a componer el reportaje de bodas con los novios, es algo fundamental.

Muchos fotógrafos de bodas tratan de destacarse de los demás compañeros de profesión intentando crear un estilo propio que enamore a sus potenciales clientes. Esto puede tener sus ventajas, pero sin duda, también inconvenientes.

Desde nuestro punto de vista, un fotógrafo de bodas es un proveedor de servicios, y como tal debería ser capaz de elaborar un tipo de servicio que satisfaga a sus clientes. Un servicio acordado por ambas partes en su planificación, desarrollo, y arte final en forma de álbum o lo que se pacte es una garantía de satisfacción para los novios y el propio fotógrafo.

En Modelstockphoto.com nos adaptamos al estilo que los novios prefieran, así como a la estética de las fotografías que mas les guste. Es cierto que esto abre un mundo de posibilidades que puede hacer difícil la elección a los novios, pero con una reunión previa donde se expondrán las distintas posibilidades y los pros y contras de cada una de ellas, la elección por parte de los novios va a ser muy sencilla, pudiendo componerse de un “collage” de opciones que resulten las favoritas de los novios.


Consejos para comprar tu primera camara digital

Consejos para comprar tu primera cámara digital.

Si tienes 20 minutos disponibles, puedes escuchar este podcast en el que te hago algunas consideraciones a la hora de ...
Leer Más
Sensor camra digital

El sensor de la cámara digital.

El tamaño del sensor digital de una cámara es una cuestión fundamental a la hora de proporcionar calidad de imagen, ...
Leer Más
que camara me compro

Consejos finales sobre la compra de una cámara digital.

En esta entrada te detallo un poco mas mi visión personal a la hora de escoger una cámara digital, bajo ...
Leer Más
distancia focal

Glosario: La distancia focal.

En esta entrada vamos a tratar algunos conceptos básicos de la fotografía que se nombran habitualmente y que al recién ...
Leer Más

Aprende fotografía de forma ordenada

Internet esta lleno de recursos en los que por tu cuenta y de forma autodidacta vas a poder aprender fotografía ...
Leer Más
EV Valor de exposición

El valor de exposición EV

¿ Que es EV en fotografía ? Hola. Hoy os vengo a hablar de lo que es el valor de ...
Leer Más
Fotografía de paisaje equilibrada

El equilibrio en la fotografía.

Cuando vemos una fotografía, la miramos con los ojos, pero estos son un mero transmisor de la información hacia el ...
Leer Más
fotografo de bodas en valencia

El fotógrafo de bodas.

El fotógrafo de bodas es un profesional que presta sus servicios en un día muy señalado para las parejas, que ...
Leer Más
Modo manual

Modo manual de tu cámara digital. Aprende a utilizarlo,

El modo manual de nuestra cámara digital es el que nos proporciona el control total a lo hora de tomar ...
Leer Más