Bodas judias

Una boda judía se celebra normalmente en la sinagoga, bajo un palio llamado jupá.

El día de la celebración de la boda es lo que llama un Iom Kipur. Un día en el que el pasado queda atrás, con todos sus errores y aciertos y los novios (jatán el y kalá ella en la denominación del novio y la novia) miran hacia el futuro en su nuevo camino.

Los novios hacen ayuno ese día hasta después de la ceremonia de la boda.

Es costumbre que los novios no se vean en la semana previa a la boda y que antes de la ceremonia de la boda los novios reciban a los invitados de forma separada. Esta parte de la boda la llaman Kabalat Panim.

Durante la recepción del Kabalat panim la novia esta en una especia de trono recibiendo a los invitados, mientras que el novio esta con los invitados que le suelen jalear.

En un momento dado las madres de los novios rompen un plato que simboliza la dificultad de recomponer una relación que se rompe, igual que el plato roto, que nunca queda perfecto si tratamos de recomponerlo.

Después de la recepción (Kabalat Panim, viene el momento del Badeken, en el que el novio le baja el velo a la novia para continuar con la ceremonia.

En la ceremonia no hay un intercambio de regalos como las simbólicas arras de la celebración católica o similar.

Los novios son acompañados al altar (jupá) por los padres . Una vez en el jupá la novia da siete vueltas alrededor del novio. Esto representa la creación de un nuevo mundo para la pareja.

La novia, acaba situándose a la derecha del novio durante el desarrollo de la ceremonia.

Las bendiciones durante la ceremonia son acompañadas de dos copas de vino de la que después de haber sido recitadas, los novios beben de una de ellas.

La boda se convierte en oficial en el momento que el novio regala a la novia algo de valor. Este regalo es el anillo, que coloca en el dedo indice de la mano derecha de la novia. El anillo de debe ser sencillo, de oro liso sin mas.

La novia no corresponde al novio entregándole otro anillo durante la ceremonia, aunque puede hacerlo una vez concluida si este es su deseo.

Después de que el novio a puesto el anillo a la novia, se lee el contrato matrimonial (ketubá) en arameo. Este se firma por dos testigos y es propiedad de la novia.

Ahora el rabino o alguna persona de la familia recitan siete bendiciones que se se sellan con el acto de beber de la segunda copa de vino dispuesta a estos efectos. Después la copa se deja en el suelo y el novio la rompe de un pisotón.

Este ultimo acto es el fin de la ceremonia. Luego los novios se dirigen a una estancia privada en la cual permanecen unos minutos y aprovechan para romper el ayuno.

A continuación ya todos se juntan para continuar la celebración con comida (Seudá) y al final de la misma se recita una bendición (Birkat Hamazón) y se sigue la celebración.

Durante la semana siguiente a la boda, a los novios les suelen organizar comidas los familiares y amigo en lo que se denomina la Sheva Brajot.

Las bodas judías tienen plena validez legal en España.

Si te gustaria contar con nosotros para fotografiar cada momento de tu boda, estaremos encantados de acompañarte. Déjanos tus datos y te contactamos lo antes posible.


Bodas judias

Una boda judía se celebra normalmente en la sinagoga, bajo un palio llamado jupá. El día de la celebración de ...
Leer Más

Bodas Mayas

Las bodas mayas son un tipo de bodas de una gran espiritualidad, al igual que las bodas celtas. Las bodas ...
Leer Más

Bodas musulmanas

Las bodas musulmanas se suelen celebrar en las mezquitas, oficiadas por un imán. Cada unos de los novios necesita dos ...
Leer Más

Bodas Celtas

La boda Celta de podría encuadrar dentro de la bodas temáticas. Es una celebración de boda particular y llena de ...
Leer Más

Bodas Católicas

Las bodas Católicas llevan asociado un protocolo que hay que conocer y del que te vamos a describir los pasos ...
Leer Más